El trayecto es el secreto de este viaje. Es el camino lo que importa. Debes atreverte a andarlo, paso a paso.   No hay mejor forma de descubrir el misterio y la grandeza de este territorio que caminando. Te sorprenderá siempre: barrancos y buitreras, peñas escarpadas e inmensas, desnudas, riscos y cañadas,  masadas y molinos, hoces y bosques, páramos y horizontes; y una tupida red de senderos en la que dejar las huellas de tus pasos.

Grandes recorridos

Caleja de El huergo

Para familias

Otros senderos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú