Si por algo se ha hecho famosa The Silent Route es por sus curvas, y si a alguien le gustan las curvas es a los moteros, entre los que se ha hecho muy popular. Recorrerla y disfrutarla se ha convertido en un “must”, en un deber imprescindible.

Tienes que estar dispuesto a parar las veces que haga falta, porque cada curva, cada recodo de la carretera, depara una sorpresa. Barrancos imposibles, pueblos encaramados a los altozanos, miradores de vértigo, paisajes infinitos, masías, torres fortificadas, monumentos naturales…

Disfruta sobre todo de asomarte a los miradores, a los que existen en la propia carretera, a los que tienen los pueblos escondidos en sus calles y de aquellos a los que te tienes que desviar un poco. Merece la pena.

Y pasea por las calles, prueba la gastronomía, compra los productos de la zona o, simplemente, toma un café o un refresco antes de seguir la ruta. Y no olvides pedir tu pegatina, para que todos sepan que has recorrido The Silent Route.

Establecimientos donde pedir tu pegatina:

  • Hotel Venta de la Pintada (Gargallo)
  • Los Alcores, tienda (Gargallo)
  • Casa Rural María Teresa (Ejulve)
  • Casa Rural y restaurante Mirador del Maestrazgo (Ejulve)
  • Alimentación Tere (Ejulve)
  • Comercio Cárnicas Ortín (Ejulve)
  • Bar Carretera (Ejulve)
  • Bar El Portal de la Silent (Ejulve)
  • Casa El Bailador (Montoro de Mezquita)
  • La posada de Pitarque
  • Bar Lucía (Pitarque)
  • Comercio Tradi (Pitarque)
  • Fonda Josefina (Villarluengo)
  • Fonda Villarluengo
  • Comercio Neavi (Villarluengo)
  • Comercio Jamones el Rullo (Villarluengo)
  • Centro de Interpretación de la Naturaleza y la Cabra Montés (Villarluengo)
  • Multiservicio La Vega (Cañada de Benatanduz)
  • Bar Restaurante 4 Vientos (Cantavieja)
  • Bar Gasolinera (Cantavieja)
  • Hotel Balfagón (Cantavieja)
  • La Posada (Cantavieja)
  • Oficina de Turismo de Cantavieja
Menú