La repostería de la zona, rica y variada, ha sabido combinar la tradición con la modernidad. En cualquier panadería y en muchos comercios podrás adquirir tortas de alma, mantecados, misterios,  almendrados, carquiñoles, mostachones, torticas de anís y almojábanas… todos ellos elaborados artesanalmente  en los hornos de la zona.

En Villarluengo se encuentra la panadería Aznar Royo, una familia que domina el arte de elaborar el pan tradicional pero que también se atreven con nuevos productos más innovadores eligiendo siempre los ingredientes más frescos y naturales. Además de panes resobaos, panes de pintadera, “bollos” (cañada con aceite), y las pastas anteriormente descritas, en fechas señaladas elaboran otras recetas propias de la zona que ellos han recogido: bollo de Navidad (turrón de nueces y almendra) y tortas de alma en Navidades, roscas en Pascua o almendrados en bodas  son algunos de los más típicos ejemplos.

Menú